Cultura ciudadana

Originalmente Cultura Ciudadana se el nombre del plan de gobierno de la primera alcaldía de Antanas Mockus en Bogotá entre 1997 y 1999; desde entonces, y gracias a la efectividad de su gestión, se ha ido consolidando como un enfoque de política pública que permite la comprensión del comportamiento humano en contextos urbanos y organizacionales, y que sugiere estrategias comprobadas de transformación.

Desde 2006, Corpovisionarios se ha dado a la misión de fortalecer y difundir el enfoque de Cultura Ciudadana llevándolo a cerca de 50 ciudades de Colombia y de 15 ciudades en América y Europa. Así mismo, la validez del enfoque ha evidenciado su pertinencia en procesos de cambio organizacional en empresas e instituciones.

OBJETIVOS

Cultura Ciudadana contiene una visión positiva de la convivencia y promueve la tolerancia o el aprecio por distintos proyectos de sociedad, la no violencia, la capacidad de celebrar y cumplir acuerdos, el cumplimiento de la ley, la confianza interpersonal e institucional, la representación positiva del otro y el interés por el cuidado de lo público.

FUNDAMENTOS DE CULTURA CIUDADANA

Autorregulación y mutua regulación

En lugar de concentrarse en el incremento del control y el castigo, el enfoque de Cultura Ciudadana apuesta por la formación de ciudadanos con disposición y capacidad de autorregularse, así como con disposición y capacidad de regular a otras personas y ser regulados por otras personas de forma pacífica. Particularmente la mutua regulación se ha revelado como una herramienta muy poderosa en el cambio de comportamientos colectivos, pues al parecer en ocasiones es más fuerte, o bien el deseo de ser aceptado por la comunidad, o bien el miedo a ser rechazado, que el miedo a la sanción externa, como una multa o la cárcel.

Acción colectiva

Un problema de acción colectiva se presenta cuando una comunidad requiere un bien que puede ser de interés para todos; sin embargo, para conseguirlo se requiere que el mayor número posible de personas coopere y participe. En estos contextos cada individuo particular puede tener sus incentivos para colaborar o para no hacerlo y esperar que otros lo hagan en su lugar.

Comunicación Intensificada

La parte de una visión de los conflictos como causados o agravados por limitaciones de la comunicación (cf. Mockus, 1998, p. 168). Según Mockus la sinceridad puede ser más efectiva que la tradicional diplomacia. Se puede alcanzar resultados favorables para el bien común con base en la combinación entre opinión pública sensible, franqueza radical y una metodología elemental de regulación de la comunicación (cf. Mockus, 1998, p. 175). Mockus conjetura que el fomento de la comunicación ciudadano-ciudadano, es decir el debate público, el debate familiar, o el debate entre desconocidos ayuda a fortalecer la regulación cultural, así como la comunicación entre autoridades (como el alcalde de la ciudad) y la ciudadanía parece resultar en el fortalecimiento de la regulación moral (cf. Mockus, 1998, p. 176).