‘Noche de las Mujeres del Súper Buen Trato’ dejó saldo de cero homicidios y bajó en 50% la violencia intrafamiliar

By 17 octubre, 2014Noticias

Este 9 de octubre, el área metropolitana de Bucaramanga, en Santander, fue protagonista de una noche sin precedentes en la mayoría de los hombres se quedaron en casa para que sus mujeres fueran protagonistas.
Las calles de los municipios de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, fueron testigo de una noche especial para los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga. Durante la noche del 9 de octubre, una gran mayoría de los hombres se acogieron al toque de queda voluntario para que sus mujeres salieran a las actividades que se les tenía preparadas.

El saldo fue bastante satisfactorio. Según informaron las autoridades, la Policía Metropolitana de Bucaramanga reportó que durante la noche del jueves 9 de octubre y la madrugada del 10 de octubre de 2014, se presentaron cero lesiones de violencia interpersonal, cero homicidios y 4 lesiones por violencia intrafamiliar.

En relación los mismos días y horarios de la semana inmediatamente anterior, estas cifras evidencian una reducción del 100% de los casos de homicidios y de lesiones personales (cero casos registrados) y de un 50% de los casos de violencia intrafamiliar en el área metropolitana de Bucaramanga. También se presentó una reducción del 40% en las riñas callejeras.

Adicionalmente, según informaron las alcaldesas y gobernadora delegadas para esa noche, en los espacios públicos hubo una asistencia femenina del  70% y tan solo un 30% eran hombres, algunos de ellos portando su salvoconducto pedagógico en el que se autorizaban a circular.

Los anteriores datos permiten ver que la reducción de estas formas de violencia se da justo cuando las mujeres se toman el espacio público y la vida nocturna del área metropolitana. En los días sin medida, cuando los hombres disfrutan de la vida nocturna en establecimientos públicos, los casos de violencia son mayores.

Pero, ¿Por qué se da esta variación?. Según Alejandra Ariza, coordinadora técnica del proyecto Santander es Cultura Ciudadana,  “la variación se da porque son los hombres los principales agresores y víctimas de las violencias en el espacio público y presentan un mayor involucramiento que las mujeres dado el fuerte arraigo de creencias machistas en la región que ligan el “ser hombre” con el uso de la fuerza y la violencia”.

“Creencias que inculcamos a nuestros hijos e hijas desde una edad temprana como “no sea nena, no llore”, “sea macho, no se deje”, “los hombres son guaches por naturaleza” o “los santandereanos somos bien arrechos”, llevan a que los hombres reafirmen su identidad ejerciendo la violencia y a que no encuentren rechazo social en su entorno frente a tales comportamientos violentos. De hecho en muchos casos el ejercicio de la violencia por parte de los hombres es exigido, incentivado y hasta celebrado: “dele duro que pa’ eso es hombre”, destacó la investigadora.

Este resultado es clara evidencia de que las mujeres pueden ser hoy ejemplo de súper buen trato para el área metropolitana de Bucaramanga, porque la sociedad está de acuerdo con que los comportamientos violentos no son deseables en las mujeres rechazándolos. En tanto, los hombres santandereanos demostraron que pueden ser menos machistas y promover el Súper Buen Trato.

admin

Author admin

More posts by admin