Columna: «De las adopciones, abortos y otros escándalos»

By 17 noviembre, 2015Columnas

Eduardo Gómez, investigador de Corpovisionarios, analiza las noticias sobre la marihuana para uso medicinal y adopción gay, las cuales han estado en foco de la opinión pública en los últimos días.

En las últimas semanas Colombia ha tenido escándalos mediáticos para dar y convidar. En el centro se encuentra la Corte Constitucional, y no precisamente por aquellos magistrados envueltos en problemas judiciales. Hablamos de las adopciones por parejas diversas sexualmente y del reconocimiento a una pareja homosexual de su paternidad compartida sobre un par de gemelos que nacieron en un procedimiento asistido. También, hace algunos años, la misma Corte avaló el aborto en tres casos específicos. También sale a la luz pública un borrador del decreto que permitiría plantar marihuana legalmente en el país, al mismo tiempo que el Fiscal General de la Nación plantea que el aborto pueda ser libre y voluntario hasta las 12 semanas de gestación.

¿Cuál es el problema con todas estás noticias que, aparentemente, nos están llevando al camino de la modernización? Para contestar esta pregunta debo referirme a algunas discusiones que hemos sostenido, con varios amigos, acerca del carácter conservador y tradicional de la sociedad colombiana. En ellas he esbozado una hipótesis que se puede resumir en lo siguiente: a pesar de que el sentido común esbozado por una gran cantidad de personas dice que el estado colombiano es el defensor de la tradicionalidad cultural, creo firmemente lo contrario; es la misma sociedad colombiana la que es conservadora y tradicionalista, mientras que el Estado, debido a su carácter democrático liberal, tiende a ser progresista.

Esta afirmación exige varias precisiones. La primera es que a pesar de las imperfecciones y de los cambios que ha sufrido la Constitución de 1991, sigue siendo una apuesta para la democratización y modernización de la sociedad colombiana, ya que sin este marco legal serían impensables los fallos y las discusiones en las que estamos enfrascados.

Leer más en Revista Semana.

admin

Author admin

More posts by admin