La Encuesta de Cultura Ciudadana de Corpovisionarios es un instrumento de medición que permite valorar el grado de cercanía de la ciudadanía con lo que la Cultura Ciudadana se plantea como deseable.El objetivo de la encuesta es brindar una perspectiva en el tiempo de cómo los habitantes de la ciudad están relacionados con seis ejes temáticos particulares: relación con lo público, percepción del otro, relación con la ley, interacciones ciudadanas, rechazo a la violencia, y seguridad; asimismo permite identificar áreas estratégicas que podrían ser objeto de intervención institucional.

El poder de la encuesta reside en su capacidad de generalización e inferencia: al cumplir con condiciones de representatividad en el diseño muestral hace extrapolables y generalizables los resultados al total de la ciudad. La encuesta, sin embargo, tiene un número restringido de preguntas que dan cuenta de un número determinado de categorías. La apuesta metodológica de Corpovisionarios (con
base en su experiencia y tradición) es que tal número de variables es suficiente para una adecuada evaluación de un estado de la Cultura Ciudadana en un entorno urbano y, en consecuencia, es fuente valiosa de recomendaciones para la acción.

Conoce todos los resultados de la Encuesta de Cultura Ciudadana 2018

Entre los principales hallazgos de la Encuesta de Cultura Ciudadana 2018 se destaca la reducción en la no ocurrencia de situaciones conflictivas, en donde hubo una disminución del 6% de las denuncias por ruido excesivo reportadas por vecinos. También cifras como el grado de acuerdo con la violencia contra la mujer y contra los niños, descendieron pasando de 12% a 6,6%  y de 39% a 32% respectivamente. No obstante, hay resultados que merecen atención particular, como por ejemplo la percepción que tienen los ciudadanos sobre los funcionarios públicos, en donde un 86% de las personas consideran que más de la mitad de ellos son corruptos y el 59% considera que más de la mitad de los ciudadanos son corruptos. En general, la percepción de confianza en la gente pasó de 37% al 34%.

Esto se suma a una menor confianza en las instituciones públicas y medios de comunicación. Aunque la confianza en el Gobierno aumentó 3 puntos porcentuales (pasó de 11,4% a 14,6%), la confianza en la policía, por ejemplo, se redujo en 3 p.p. (pasó de 23.9% a 21%) Las organizaciones religiosas también muestran un menor porcentaje de confianza respecto a años anteriores.

Es preciso resaltar el módulo adicional que incluye la medición este año y que pretende aportar a la discusión del rol de los empresarios en la construcción de ciudadanía y, en un sentido más amplio, de la construcción de país. Con relación a la cultura de la legalidad, el 76% de las personas considera que la corrupción aumentará en Colombia, el 43% considera que evadir impuestos no es un problema tan grande comparado con otras problemáticas del país, y el 41% considera que la mayoría de las personas exitosas han sido corruptas en algún momento de su vida.

En términos de legalidad, anticorrupción y transparencia en ámbitos empresariales, del 22% de encuestados que reportó ser trabajador asalariado, el 70% manifiesta que denunciar actos de corrupción ayudaría a evitar actos futuros, no obstante, el 36% sentiría temor de denunciarlo; y el 20%  reporta haber conocido algún caso de corrupción en su lugar de trabajo. En temas de discriminación, el 32,5% se ha sentido discriminado al momento de buscar un trabajo, ya sea por factores como edad, género, apariencia física u orientación sexual entre otros.

Leave a Reply