Misión Annica es una herramienta virtual de acceso gratuito diseñada por Corpovisionarios desde el enfoque de Cultura Ciudadana, con el apoyo de Google y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones MinTIC, que busca que niñas y niños aprendan a identificar y transformar algunos de sus comportamientos en línea para darle un uso más seguro a sus datos personales en Internet, y no ser blanco de ataques de piratas informáticos o de personas mal intencionadas.

A través de una historia futurista y por medio de un juego, los niños pueden aprender de forma divertida y amigable cómo hacer un mejor uso de todas las herramientas y contenido disponible en la Web. A partir de una auto-evaluación simple y accesible que permite identificar cuatro perfiles de acuerdo con los comportamientos que tienen los niños en Internet. Con ese resultado se busca visibilizar las habilidades de cada perfil y entregar información en formato de vídeo para que cada jugador pueda fortalecerlas; esto con el objetivo de que los menores sigan disfrutando del Internet asumiendo responsabilidad y control sobre la información personal que suben a la red.

Filosofía de la herramienta

Esta herramienta digital está basada en principios de gestión de riesgo y parte de la idea de que estar en línea y tomar riesgos no son comportamientos censurables. Gracias a esta experiencia de juego, los jóvenes podrán comenzar a tomar sus decisiones en línea, basados en cuatro habilidades de gestión de riesgo que podrán fortalecer mientras juegan: prevención, visibilidad, reacción y anticipación.

 

Propicia el espacio y las condiciones adecuadas para jugar

Cada vez que un tutor, profesor o padre de familia desee ayudar a un joven o a un grupo de jóvenes a adquirir herramientas para conocer y gestionar mejor su comportamiento en línea, solo tiene invitarlos a jugar con esta herramienta en el computador o en un celular tipo smartphone con buena señal de Internet. Cada participante deberá completar las dos misiones que propone el juego, de forma libre, anónima e individual, por lo que no podrán formarse grupos o parejas para usar la herramienta.

Es muy importante que el tutor o encargado de liderar la actividad genere un espacio adecuado con las condiciones necesarias de privacidad y tranquilidad, para que cada joven pueda jugar a consciencia y con calma.